La contaminación lumínica está muy extendida por los países más desarrollados y que no hacen un buen uso de la energía lumínica, de tal forma que gran parte de la luz emitida por las farolas es arrojada hacia arriba, un lugar donde la luz se pierde, se dispersa y, en consecuencia, se pierde dinero.Muchas de las luminarias con las que contamos hoy día o están mal colocadas o son altamente contaminantes, sobre todo aquellas en forma de globo que envían la luz hacia todas partes menos hacia abajo, lugar donde es fundamental iluminar. Fotografías hechas por satélites en plena noche sobre, por ejem…